El Espiritismo representa una fase nueva de la evolución humana. Los modos de correspondencia que unen a los hombres que viven en la Tierra, se extienden cada día más con los habitantes del mundo invisible. No obstante, en los avances sucesivos de su campo de acción, aquellos espíritas que no tienen aún la suficiente preparación, pueden tropezar con numerosas dificultades en las relaciones con el mundo invisible, que aun dándonos siempre resultados favorables, también nos ofrecen muchos peligros, pues es un mundo oculto, mucho más difícil de penetrar y analizar que el nuestro. Tanto allí como aquí, el saber y la ignorancia, la verdad y la mentira, la virtud y la corrupción, se mezclan en la misma sintonía, dificultando su percepción, que aun sintiendo con fuerza su presencia, permanecen ocultos a nuestros sentidos. Por todo esto, antes de experimentar la comunicación con el Más Allá, se deben de hacer copiosos y extensivos estudios.

Es necesario el conocimiento teórico, y la preparación moral del Espíritu, para poder discernir, explicar y enseñar en el Espiritismo, lo verdadero de lo falso; la realidad de la fantasía.

Descargar libro en formato PDF