Categoria

Amalia Domingo Soler

Amalia Domingo Soler

LA IDEA DE DIOS

La armonía y la sabiduría que se entiende desde el grano de arena hasta los astros innumerables y de tamaño inconmensurable que circulan en el espacio, hay que deducir que esta inteligencia abraza lo infinito, a menos que se diga que hay efectos sin causa. La existencia de Dios por lo tanto es un hecho demostrado, no sólo por la…

Continuar leyendo
Amalia Domingo Soler

AHORA,SIEMPRE

  Precisamente en este mismo instante En que estoy escribiendo esta poesía, ¡Cuánto ser se retuerce en la agonía! ¡Cuánto amante se aleja de su amante! Cuánto proscrito de su hogar distante. ¡Padece horriblemente noche y día! Cuánto proscrito ríe de alegría ¡Volviendo a sus hogares anhelante! iCuánto soldado lucha en la batalla! iCuánta mujer por vei primera siente El…

Continuar leyendo
Amalia Domingo Soler

LO QUE ES EL ESPIRITISMO

  El Espiritismo vino a llenar un gran vacío en el siglo XIX, cuando el indiferentismo amenazaba con invadir a las masas, cuando el ateísmo se acurrucaba dentro de los gabinetes de física y química, recogiéndolo el sabio como la salvaguardia de su clara razón amenazada continuamente para supeditarla en las regiones positivas con su infierno eterno y sus recompensas…

Continuar leyendo
Amalia Domingo Soler

MILLONARIO Y SUICIDA

Un espiritista me escribió una carta desde Cienfuegos, diciéndome: “Ahí te envío el recorte de un periódico, en el cual leerás un hecho sorprendente, el suicidio de un millonario; y lo califico de sorprendente, porque, por regla general, no son los ricos los que se suicidan, esas resoluciones extremas las suelen tomar los hambrientos, los desheredados, los arruinados por las…

Continuar leyendo
Amalia Domingo Soler

¡CUÁNTAS  LÁGRIMAS!

De Cayey (Puerto Rico), me enviaron el suelto que copio a continuación, acompañado de fervorosas súplicas para que preguntara a mis espíritus protectores sobre el pasado de esas dos inocentes criaturas que han llenado de sombra el hogar de sus padres. El relato no puede ser más conmovedor. Leamos: DOBLE DESGRACIA EN CAGUAS. Dos niños cayeron en un profundo charco…

Continuar leyendo
Amalia Domingo Soler

¡NO ENVIDIES A NADIE!

Siguiendo nuestros estudios en la sociedad, vamos a dar algunos consejos a una joven del pueblo; antes, para que comprendan mejor nuestros lectores, contaremos el incidente que dio margen a que estampáramos en un papel nuestras ideas. Hallándonos en una reunión observamos lo siguiente. Entre los individuos que nos rodeaban reparamos en una joven que a lo más tendría veinte…

Continuar leyendo
Amalia Domingo Soler

LAS PLAGAS DEL ESPIRITISMO

Dice Castelar, (muy oportunamente) que no hay ningún hombre a la altura de su idea. Es muy cierto, ciertísimo, por eso sin duda alguna, muchos espiritistas tienen sobra de buena fe, y falta de sentido común, siendo su mayor desgracia la de ser médiums. La mediumnidad en ciertos seres es una verdadera calamidad, porque les convierte en el hazme reír…

Continuar leyendo
Amalia Domingo Soler

¡AMOR!

Hace algunos días que me visitó un espiritista de allende de los mares, y me dijo lo siguiente: hermana mía, uno de los motivos más poderosos que me han traído a Barcelona es el afán vivísimo que tenía de conocerla a usted, ya que con sus escritos sencillos y conmovedores, tanto consuelo me ha prestado, porque yo también soy uno…

Continuar leyendo
Amalia Domingo Soler

QUIEN NO SIEMBRA NO RECOGE

El pobre por regla general carece de educación, así es que manifiesta todos los defectos de su carácter y de sus inclinaciones, porque como no está educado no sabe reprimir los ímpetus de su genio, y cuando una enfermedad le molesta y le hace sufrir, entonces da rienda suelta a sus arrebatos, a sus exigencias, se presenta el Espíritu con…

Continuar leyendo
Amalia Domingo Soler

EL CIEGO DE VERGEL

En esta culta y católica ciudad ha pasado poco menos que desapercibido, a causa del fanatismo, un acontecimiento de los más dignos de ser consignados en la historia. Nació un varón entre las clases más humildes de la sociedad, y a los quince días de haber nacido quedó sin vista material; empero veía de la vista espiritual lo que a…

Continuar leyendo
Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies