Categoria

Amalia Domingo Soler

Amalia Domingo Soler

CONCEPTOS DEL ESPIRITISMO

Las elevadas definiciones que de todo concepto moral y filosófico nos da la doctrina espiritista permiten a la inteligencia escrutadora remontarse a más amplias esferas que las del estrecho circuito en que reducida queda por la limitación de los conocimientos humanos. Verán a las ciencias avanzar en sus descubrimientos encontrando una nueva ley que los ordene y coordine para relacionarlos…

Continuar leyendo
Amalia Domingo Soler

EN LA CULPA ESTÁ EL CASTIGO

    Hojeando los periódicos leí un suelto que me llamó vivamente la atención. MENDIGOS DE OFICIO. Hace pocos días fue recogido por la ronda correspondiente un individuo que se dedicaba a implorar la caridad pública, y llevaba en su poder 7.500 pesetas en billetes y monedas de distintos países. Anoche fue conducida al Asilo del parque, una mujer andrajosa…

Continuar leyendo
Amalia Domingo Soler

ESCOLLOS DE LA IGNORANCIA

Siendo, como somos, amantísimos de la verdad, y fieles adoradores del progreso, lógico es que consideremos el estudio del Espiritismo tan necesario al hombre, como le es indispensable el aire que respira, los rayos del Sol que le vivifican; el agua cristalina que calma su ardiente sed, el ropaje que le abriga, el techo que le cobija, el lecho donde…

Continuar leyendo
Amalia Domingo Soler

¿EXISTE DIOS?

  Hay quien pregunta si existe Dios. Pues la Creación dice que ¡Sí! Y cada escuela lo define a su manera. La Teología pinta un Dios pequeño al alcance de la idea del hombre, y el racionalismo, en cambio, dice que Dios es el alma de la Creación, que no se le puede definir, que sólo la ciencia podrá comprender…

Continuar leyendo
Amalia Domingo Soler

¡ EL FUEGO !

  Indudablemente las religiones al pintar el tormento del fuego eterno para atemorizar a los pecadores impenitentes han echado mano del elemento más horrible y que más daño pueda causar; no es extraño, pues, que más de un creyente haya perdido la razón ante la perspectiva de vivir  eternamente, sufriendo el dolor de los dolores. Yo confieso ingenuamente que siempre…

Continuar leyendo
Amalia Domingo Soler

A UN MENDIGO DEL ALMA

    Vivir dudando es vegetar muriendo; ¡La duda es el infierno de la vida! ¡Es el gusano que nos va royendo! ¡Es el Satán de la primera caída! ¡Dudar de Dios!… Cuando en nosotros arde la pura llama de su inmenso fuego… ¡Dudar de Dios al contemplar la tarde!…¡Para dudar de Dios se ha de estar ciego! ¡Desgraciado de…

Continuar leyendo
Amalia Domingo Soler

EL BUHONERO

¿Por qué ha pasado tanto tiempo sin trasladar al papel las inspiraciones de un Espíritu que nos es tan querido? ¿Por qué la interesantísima narración de una de sus existencias fue bruscamente interrumpida? ¿Quién cortó el hilo de sus comunicaciones? El mismo Espíritu; ¿Por qué? No lo sabemos, pero casi lo adivinamos. Estar en relación continua con un alma tan…

Continuar leyendo
Amalia Domingo Soler

LA ETERNA JUSTICIA

¡Cuánto me ha hecho reflexionar dos sueltos que leí en  El Diluvio! ¡Qué contraste forman! ¡A cuantas y cuan profundas consideraciones se prestan! Para que mis lectores vean que tengo razón al impresionarme, copio a continuación las dos noticias:   UNA HAMBRIENTA Una pobre mujer quiso anoche suicidarse arrojándose por el viaducto de la calle de Segovia; pero tan extenuada…

Continuar leyendo
Amalia Domingo Soler

¡AYER Y HOY!

  Siempre que estamos más cerca de Dios esto es, en el campo o como hoy que tuvimos el placer de visitar la montaña de Monserrat, nos agrada sobremanera escuchar la voz de los espíritus, nunca nos parece más hermosa, más elocuente y más conmovedora la comunicación ultra-terrena, que cuando contemplamos un espacio inmenso, un suelo fértil y un altar…

Continuar leyendo
Amalia Domingo Soler

A UN ESPIRITU

Veinte años hace, que te escuche gozosa haciendo propaganda espiritista; y era tu voz tan dulce y amorosa, que todos te decían evangelista. Apóstol sin rival, tu propaganda era de amor, de paz y de consuelo; pues decías con dulzura: Dios nos manda proteger al inerme pequeñuelo. Compadecer al débil delincuente, amar al justo que es raudal de vida, contener…

Continuar leyendo
Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies