Categoria

Amalia Domingo Soler

Amalia Domingo Soler

DE UNO A OTRO FANATISMO

    Hace algunos años que dijimos en un artículo que, de cien Centros espiritistas suprimiríamos noventa y nueve; si en dichos puntos de reunión en vez de estudiar y de investigar las científicas verdades del Espiritismo sólo se orase y se creyese como artículo de fe cuantos disparates dijesen los médiums, unos falsos y otros obsesados y dominados por…

Continuar leyendo
Amalia Domingo Soler

¿QUÉ DEBEN HACER LOS ESPIRITISTAS?

Unirse en estrecho abrazo al coloso del progreso, y del fatal retroceso abandonar el regazo; desatando el doble lazo que nos une a nuestro ayer; procurar cada uno ser de su propio redentor; dándole el mismo valor al derecho y al deber. Que la mejor propaganda de nuestra filosofía, es ser mejor cada día que así el progreso lo manda,…

Continuar leyendo
Amalia Domingo Soler

ESCRITOS DE AMALIA…

    En el mes de marzo de 1884 el padre Sallarés (escolapio) dio en la Catedral de Barcelona una serie de conferencias, en las cuales combatió el falso sobrenaturalismo de la secta de los espiritistas, y yo combatí sus argumentos escribiendo diez artículos que se publicaron en El Diluvio y en La Luz del Porvenir. En mayo del mismo…

Continuar leyendo
Amalia Domingo Soler

DEUDAS DEL AYER

  Un espiritista de Buenos Aires me escribió hace pocos días enviándome el recorte de un  periódico, diciéndome: “Que tenga a bien pedir al guía de mis trabajos, si le es posible explicarnos por qué ese joven, por casarse se volvió ciego voluntariamente; si se hubiera suicidado, ni siquiera le hubiese enviado el suelto, porque en un momento de locura…

Continuar leyendo
Amalia Domingo Soler

NO HAY CASUALIDADES

Hablando una noche con una señora que nos contaba tristes historias de su familia, nos dijo lo siguiente: –Yo creo que pesa sobre mis parientes una maldición, porque llueven sobre ella las desgracias con una profusión aterradora. –¿Y Vd. con su buen talento cree en la eficacia de las maldiciones? -No diré que crea en ellas, pero existen casualidades tan…

Continuar leyendo
Amalia Domingo Soler

AMALIA Y JUANITO

Amalia y Juanito son alumnos del colegio de Belén, ella ingresó primero en la clase, a los pocos días llegó Juanito, y sin que nadie le dijese nada se sentó junto a Amalia; las niñas, al verlos tan iguales de estatura y sentaditos el uno junto al otro, hablando y riendo como si fueran compañeros desde la cuna, exclamaron gozosas:…

Continuar leyendo
Amalia Domingo Soler

¡LOS BUENOS SACERDOTES!

¡Hermanos míos! Veo con placer que leéis afanosos las memorias de un pobre sacerdote a quien conocéis bajo el nombre del Padre Germán; admiráis lo que vosotros llamáis sus virtudes, y que en realidad no fueron otra cosa que el estricto cumplimiento de su deber. No penséis, hijos míos, que hice nada de particular; hice lo que debían hacer todos…

Continuar leyendo
Amalia Domingo Soler

OJO POR OJO Y DIENTE POR DIENTE

Amigos invisibles, que en el lenguaje usual se llaman lectores, pero que invisibles sois para mí, puesto que no os conozco. ¿Os acordáis de una confidencia que os hice con el epígrafe El árbol de la vida, en la que os presentaba éste con flores, con frutos y seco? Simbolizando este último periodo el cadáver de una mujer, que contemplé…

Continuar leyendo
Amalia Domingo Soler

POR EL FRUTO SE CONOCE EL ÁRBOL

Antes de conocer el Espiritismo, las muertes violentas, los sucesos terroríficos que continuamente vienen a sembrar el espanto entre los que viven, si no tranquilos, al menos, libres de esas desgracias horribles que dejan el ánimo contristado para mucho tiempo, me causaban profundo estupor y me hacían dudar de la justicia de Dios; pero desde que estudio las innegables verdades…

Continuar leyendo
Amalia Domingo Soler

SALDOS DE CUENTAS

 Continuamente trae la prensa noticias aterradoras sobre muertes violentas, y no de un solo individuo, sino de familias enteras, dejando aparte los siniestros de incendios, terremotos, naufragios, explosiones en las minas y otras calamidades. Últimamente me llamó la atención que en distintas ciudades de España, en pocos días habían muerto asfixiados varios individuos, en un punto, tres hermanos jóvenes que…

Continuar leyendo
Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies