Amalia Domingo Soler

¡AMOR!

Hace algunos días que me visitó un espiritista de allende de los mares, y me dijo lo siguiente: hermana mía, uno de los motivos más poderosos que me han traído a Barcelona es el afán vivísimo que tenía de conocerla a usted, ya que con sus escritos sencillos y conmovedores, tanto consuelo me ha prestado, porque yo también soy uno…

Continuar leyendo