Etiqueta

sufrimientos

Jose Aniorte Alcaraz

LEY DE CAUSA Y EFECTO

Es necesario saber que el éxito de nuestro Espíritu, está en aprovechar las experiencias vividas, tanto en estado corporal como espiritual. Será crucial para ello, el esfuerzo individual y el interés del Espíritu para enfrentar y soportar las pruebas y sufrimientos que conlleva la vida corpórea, circunstancias en la vida necesarias para alcanzar la estabilidad espiritual. Por este motivo, tenemos…

Continuar leyendo
Jose Aniorte Alcaraz

EL ESPÍRITU NO RENACE NI MUERE

  Es verdad que el Espíritu se reencarna, pero no nace, no crece, no envejece y no muere; es el cuerpo físico el que nace, crece, envejece y finalmente muere. El Espíritu es un reflejo de la inmensa Luz de su Creador, que ilumina todo el Universo, y no puede ser destruido porque es eterno. Cuando el Espíritu ya puede…

Continuar leyendo
Miguel Vives y Vives

EN LA TIERRA VENIMOS A SUFRIR, NO A GOZAR

  Cuando el Espíritu abandona la vida libre del espacio y viene a encarnar en la Tierra, si no es Espíritu de gran turbación ya sabe que vendrán para él luchas, sufrimientos, pruebas desengaños y toda clase de contrariedades; pero ¡Ay! La turbación de la materia es tan tremenda, que el Espíritu queda sin conocimiento de causa durante todo el…

Continuar leyendo
Amalia Domingo Soler

LA VIAJERA DE LOS SIGLOS

La hora del anochecer es indudablemente la más favorable a los recuerdos; cuando se apaga la luz del día, antes que la noche tienda sus negras alas bordadas de estrellas, reina durante algún tiempo, según las estaciones y la latitud que ocupamos en la Tierra, esa claridad vaga, indecisa, dudosa, que llamamos crepúsculo vespertino; se suspenden entonces generalmente, todos los…

Continuar leyendo
Amalia Domingo Soler

¡ESPÉRAME!

 En busca de luz para mis cansados ojos, fui un verano a Deva, a tomar los baños de su agitador mar; entre los bañistas conocí a un matrimonio, y simpatizamos desde los primeros momentos que nos vimos. Ella era una mujer de cuarenta y cinco años, de distinguidos modales, y él joven de veintisiete años, de arrogante figura y porte…

Continuar leyendo
Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies