Amalia Domingo Soler

¡LLORAR POR DEJAR LA TIERRA!

 Querida Prudencia: hace algún tiempo supe que un ser ignorante te había vaticinado tu desaparición de la Tierra dentro de un breve plazo, y tú que al recibir tal noticia lloraste amargamente pensando que pronto ibas a dejar tu envoltura material. Hay un refrán que dice: “Ojos que no ven, corazón que no llora” y es verdad, yo escuché el…

Continuar leyendo