Amalia Domingo Soler

DEUDAS DEL AYER

  Un espiritista de Buenos Aires me escribió hace pocos días enviándome el recorte de un  periódico, diciéndome: “Que tenga a bien pedir al guía de mis trabajos, si le es posible explicarnos por qué ese joven, por casarse se volvió ciego voluntariamente; si se hubiera suicidado, ni siquiera le hubiese enviado el suelto, porque en un momento de locura…

Continuar leyendo