Amalia Domingo Soler

A UN MENDIGO DEL ALMA

    Vivir dudando es vegetar muriendo; ¡La duda es el infierno de la vida! ¡Es el gusano que nos va royendo! ¡Es el Satán de la primera caída! ¡Dudar de Dios!… Cuando en nosotros arde la pura llama de su inmenso fuego… ¡Dudar de Dios al contemplar la tarde!…¡Para dudar de Dios se ha de estar ciego! ¡Desgraciado de…

Continuar leyendo