Amalia Domingo Soler

SIN BRAZOS Y SIN PIERNAS

      En una de las oraciones que rezan los católicos romanos, llaman a este mundo valle de lágrimas, y creo que es la mejor definición que se puede hacer de esta penitenciaría del Universo, porque en realidad, no hay un solo ser que pueda vanagloriarse de decir: ¡Soy feliz en toda la acepción de la palabra! La mayoría…

Continuar leyendo