Amalia Domingo Soler

¡AYER Y HOY!

  Siempre que estamos más cerca de Dios esto es, en el campo o como hoy que tuvimos el placer de visitar la montaña de Monserrat, nos agrada sobremanera escuchar la voz de los espíritus, nunca nos parece más hermosa, más elocuente y más conmovedora la comunicación ultra-terrena, que cuando contemplamos un espacio inmenso, un suelo fértil y un altar…

Continuar leyendo