Amalia Domingo Soler La Luz del Espíritu

A LOS BUENOS ESPÍRITUS

Qué inefable beatitud y qué dulce calma, se apodera de mi alma, cuando el bien y la virtud me inspiráis; la gratitud inunda todo mi ser de un inefable placer, tan inmenso y tan profundo, que no hay frases en…

Continuar leyendo