Amalia Domingo Soler

LA ESENCIA DEL ESPÍRITU

   Cierto día en que me hallaba con varios amigos de ambos sexos, se promovió la conversación sobre los distintos modos de amar, cada uno definió como supo, y después de hablar mucho para decir muy poco, me despedí de…

Amalia Domingo Soler

A UN ESPÍRITU QUE HUYE DE LA LUZ

   Mujer, hace algún tiempo que perdiste a una hija adorada, pero su muerte no fue una muerte tranquila; no te puedes acostumbrar a la idea de perderla velándola en sus noches de insomnio y de fiebre. No; fue por…

Amalia Domingo Soler

¡ESPÍRITUS PEQUEÑOS!

 Hemos dicho muchas veces que nosotros no buscábamos los grandes hombres en los escaños de los ateneos, ni de las academias, ni del congreso, ni del senado; estudiamos a la humanidad no cubierta con el esplendor de la gloria, sino…

Amalia Domingo Soler

LA CIENCIA Y LA RELIGIÓN

En Dios todo es inmutable. En Él no hay nada sujeto a mudanza; su poder y su soberanía son la fuerza eterna que sostiene el admirable equilibrio de los mundos de la órbita que cada globo se traza en su…

Amalia Domingo Soler

EL DIOS DE LOS ESPÍRITUS

 El Dios de los espíritus es grande y misericordioso. No crea para destruir, en Dios no se acaba la paciencia como en un hombre de la Tierra. ¡El alma de los mundos! ¡El que perfumó el lirio, y le dio…

Amalia Domingo Soler

¡HAY QUE PAGAR!

 De Santiago de Cuba me escribe Antonio Giro, diciéndome lo siguiente: “Hermana mía: Leyendo en sus periódicos relatos de existencias pasadas, viendo que el que mal siembra hoy, malos frutos recogerá mañana, y que éstos son las calamidades de este…

Amalia Domingo Soler

LA PENA DE MUERTE

 Parece mentira que al final del siglo XIX aún exista en las naciones que se llaman civilizadas la pena de muerte y que acudan las embrutecidas muchedumbres al pie de los patíbulos para ver las últimas gesticulaciones de los reos,…

Amalia Domingo Soler

¡CUÁNTOS HORRORES!

En nuestra época, una de las pasiones dominantes de los hombres pensadores es la lectura; vivir sin leer, sería vivir sin aire, sin luz, sin cielo, sin ese alimento del alma que ya Jesús juzgaba necesario cuando dijo: que no…

Amalia Domingo Soler

¡CUARENTA Y CINCO AÑOS!

Todo tiene su causa, y tu tristeza y abatimiento la tiene también; te envuelve con su denso fluido un Espíritu de sufrimiento, que no hace muchos días dejó su envoltura en esa inmensa tumba, donde las religiones no han podido…

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies